Giga foto de Rembrandt

24 de mayo, 2020 - General - Comentar -

Por si algún lector se enfrenta a esta publicación en tiempos futuros explicaré que está redactada durante la pandemia de 2020 que paró literalmente a la sociedad mundial, no así a la tierra que siguió girando.

Esto puede no ser muy relevante pero sí que tiene una conclusión que extraer y es que no todo lo que ha sucedido tiene porqué ser malo. O al menos podemos extraer pequeños fragmentos positivos de todo.

A estas alturas del calendario no creo necesario explicar demasiado la importancia que la pintura tiene sobre la fotografía y todo lo que ésta última le debe. Una de las influencias más destacadas es la del pintor Rembrandt que con sus composiciones e iluminación dejó asentados conceptos clave para la fotografía de retrato. En el caso del pintor holandés incluso ha dado nombre a un esquema concreto de iluminación, una forma definida y caracteristica de capturar la luz de un retrato.

La iluminación tipo Rembrandt se caracteriza por ser una luz casi lateral y a 45° del sujeto. Esta escena se concibe siempre para retrato de personas, aunque puede hacerse para bodegones ya que la luz lateral favorece la aparición de volumen en los objetos y los dota de realismo y profundidad. Una forma muy sencilla de saber si un retrato está iluminado con ese esquema es observar un triangulo iluminado bajo el ojo en la zona en sombra de la cara. Como en algunos de sus cuadros.

 

Desde aquí para los que estén interesados en recrearlo les aconsejo que la expresión del rostro del sujeto sea dura, evitando sonrisas o expresiones alegres ya que es una luz muy dramática. Tampoco es mala idea que añadáis un reflector de rebote al otro lado de la fuente de luz para rellenar un poco las sombras.

Retomando nuestro asunto, los cuadros, hay uno que en mi opinión destaca por muchos motivos. El más evidente es el del tamaño y el otro es el de la perfecta iluminación que tienen los sujetos de la acción.

El cuadro la Ronda de noche es un cuadro que forma parte de la representación del barroco holandés en el siglo XVII. Con unas dimensiones de más de tres metros de alto y más de cuatro de ancho esta imponente obra representa una escena nocturna en la que están iluminados el Capitán Frans Banninck Cocq y el teniente Willem van Ruytenburch. De hecho, el nombre original era “la compañía militar del Capitán Frans Banninck Cocq y el teniente Willem van Ruytenburch. Parece evidente por qué se aceptó el nombre de La ronda nocturna.

Podemos ver también iluminada a una niña, una que no parece pertenecer a la escena, que su iluminación es única como una aparición fantasmal. Esto aporta varias teorías sobre si es su esposa fallecida el año en que pintó el cuadro y otras historias que no nos atañen.

El cuadro es digno de ser admirado, la iluminación y la composición para cualquier fotógrafo son básicas y este cuadro da lecciones en cada centímetro cuadrado.

Pues bien, en el enlace que tenéis podéis ver una maravilla de fotografía del mencionado cuadro. Creo que esta es una de esas ocasiones en las que podemos hablar de fotón, termino del que huyo siempre que puedo.

GIGAFOTO LA RONDA NOCTURNA (Enlace)

 

El equipo de investigación de la Operación Vigilancia Nocturna utiliza las técnicas más avanzadas para su conservación y en este caso el equipo de imágenes del Ricksmuseum hizo esta fotografía que sirve para deleitar a los visitantes en línea del museo y para analizar y recuperar la pintura.

La imagen del enlace son 528 fotografías cosidas digitalmente para tener una única y potente fotografía. Han sido 24 filas de 22 fotografías las que se han utilizado generando un archivo de 44,8 gigapíxeles (44.804.687.500 píxeles) dejando una distancia entre píxel de 20 micrómetros (0,02mm). Esto permite a los investigadores estudiar la pintura desde la distancia y poder observar cada grieta y poder rastrear cada marca de envejecimiento del cuadro y poder conservarlo de un modo más preciso.

Gracias a los datos recogido por esta técnica durante el confinamiento se ha podido continuar con las labores de investigación y con los cambios de fecha se espera que los planes de restauración sean a principios de 2021, como he dicho anteriormente se paró todo menos la tierra por lo que el tiempo sigue castigando la obra.

Se cierra un poco el círculo devolviendo la fotografía parte de la ayuda que recibió de los grandes obras pictóricas.

Ya sólo nos queda entrar en el enlace y hacer zoom para perdernos entre las pinceladas de uno de los grandes pintores de la historia de la humanidad, Rembrandt van Rijn.


La imagen utilizada no es mia y tiene licencia para uso comercial.

The Nightwatch

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 6 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías